Dos razones por las que no cumples tus propósitos (sean de año nuevo o no)

¡Inicia un nuevo año! Otra oportunidad para hacer cosas nuevas, para mejorar, para cambiar aquello con lo que nos sentimos insatisfechos en nuestra vida.

¿Tienes tu lista de propósitos? Seguro aparece al menos uno relacionado con tu salud. ¿Cuántos de ellos estaban en tu lista del año pasado y ahora repites porque no lograste cumplirlos?

Yo sé. Sé que te has esforzado mucho en el cuidado de tu salud; que cada vez te esfuerzas más y aún así has fallado y te has frustrado. Sé que piensas que si te esfuerzas más, ahora sí lo lograrás.

Quiero hacerte una sugerencia. ¿Y si minimizas el esfuerzo y haces todo más fácil y simple?

Hay dos razones por las que no logramos cumplir nuestros propósitos (aunque no sean de año nuevo)

  1. No están bien definidos: son demasiado generales y no logramos saber exactamente cómo lograrlos.
  2. Son muy complicados: no me refiero a que sean difíciles sino a que queremos que sea todo tan perfecto que complicamos el camino para llegar a ellos.

Imagina que dos de tus propósitos son: comer mejor y hacer más ejercicio. Y para lograrlo quieres: comer todo orgánico, tomar smoothies y jugos verdes, comer todas las súper foods de las que has leído y te han hablado (aunque tengas que ir al otro extremo de la ciudad para conseguirlas), dejar de comer azúcar, harinas, lácteos y grasas; contratar un entrenador personal, ir al mejor gimnasio, salir a correr todos los días…

¿Te das cuenta cuál es el problema con estos propósitos?

Los que te decía antes. Son demasiado generales; es decir, ¿qué significa realmente comer mejor? ¿cuánto es «más» ejercicio? ¿cómo vas a medir tu progreso? Y son complicados; quieres esforzarte tanto y hacer todo lo mejor para tu salud que puedes exigirte más de lo que en verdad puedes hacer. Y claro, llegará un momento en que no podrás hacer todo, sentirás que ya no vale  la pena seguir, abandonarás y te frustrarás.

El secreto está en definir claramente tus objetivos e irte por el camino fácil. Olvídate de la perfección y usa lo que ya tienes.

Quiero ayudarte a que logres tus objetivos. Te puedo ayudar a simplificar, organizar y entender las recomendaciones de tu médico para el cuidado de tu salud y que ello se expanda a otras áreas de tu vida.

Al trabajar conmigo podrás tomar el control del cuidado de tu salud, sentirte una persona saludable y renovada, rendir mejor en tu trabajo y disfrutar la alegría de vivir al lado de quienes amas.

Si estás decidido a que tus propósitos de año nuevo no se queden en buenas intenciones solicita tu cita de cortesía, platiquemos y veamos de qué manera puedo ayudarte a fijar tus objetivos, crear un plan sencillo y adaptado a tu realidad y acompañarte durante la implementación para que logres (¡por fin!) cumplir tu propósito de cuidar tu salud

Publicar Etiquetados con,

2 respuestashasta ahora.

  1. […] un post anterior escribí sobre 2 razones por las que no cumples tus propósitos y te daba algunos ejemplos relacionados con el cuidado de tu […]

  2. Denise Barrera dice:

    Excelentes consejos!
    Muchas gracias, que bien hacer propósito y metas más específicos y no tan generales.
    Yo puedo recomendar que nutricionalmente se pueden ir incrementando metas semanales.
    Por ejemplo: 1ª semana tomar 2 vasos más de agua cada día, 2ª una ración de fruta o vegetales como colación, 3ª dejar de comer galletas o pan y así sucesivamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: