¿Eres vegana?

Varias personas me han hecho esta pregunta después de probar los panquecitos que vendo en Delicias Saludables.

La respuesta es… no. No soy ni vegana ni vegetariana.

Entonces, ¿por qué elaboro y vendo postres y bocadillos veganos – por cierto, deliciosos ;) ?

Bueno, te contaré la historia.

Todo empezó en el 2008, cuando nació mi hija. Ella tuvo intolerancia a la caseína; por lo cual, dejé de consumir lácteos (que me encantan) para poder continuar la lactancia sin verla retorcerse y llorar interminablemente por el dolor y malestar. Meses después fui reincorporando los lácteos poco a poco hasta que pude comerlos sin problema. Actualmente ella los come también.

Después, en el 2013, nació mi hijo. Me daba pavor repetir lo que había pasado con mi hija; así que decidí dejar los lácteos y no esperarme a averiguar si mi bebé también era intolerante a la caseína. Todo iba bien hasta que descubrí que cuando yo comía huevo, él tenía cólicos; así que decidí sacar los huevos de mi dieta.

¡Aquí fue donde se me empezó a complicar todo! Muchas de mis recetas del diario llevaban lácteos Y huevo. Eliminar los lácteos me resultaba más fácil… ¡pero el huevo! Uff… se me hacía muy difícil. Y para acabarla, cuando me comía un pan mi niñito se retorcía del dolor.  Y sí, me encanta el pan.

El pan, esa fue la razón por la que aprendí recetas veganas.

Ya había tenido contacto con este tipo de recetas porque desde que dejé los lácteos y empecé a contar la historia de la intolerancia de mi hija, conocí a personas y familias que se enfrentan no solamente a intolerancias alimentarias, sino a alergias y a múltiples alergias.

Fue todo un mundo nuevo y fascinante para mi. Admiro mucho a todas las familias donde hay personas con intolerancias o alergias porque en ocasiones se las ven realmente difíciles para llevar una alimentación acorde a sus necesidades.

Así pues, me puse a investigar más a fondo y a experimentar. Por fin empecé a hacer panquecitos veganos para mí, y luego surgió la oportunidad de venderlos. Esto me hizo muy feliz porque soy útil a personas que por cuestiones de salud necesitan este tipo de alimentos; o bien, para quienes desean empezar a hacer un cambio en su alimentación y dejar de consumir productos ultraprocesados; y por supuesto, a quienes son veganos por decisión propia, por razones éticas.

Ahora también sé hacer panquecitos sin gluten como los de plátano y coco o éstos, los de mi nuevo amor; incluso hago un bizcocho de chocolate vegano y sin gluten que es el que más me piden para celebrar cumpleaños.

De todo esto nació un recetario en el que hay algunas recetas veganas; fueron con las que empecé. Si tú quieres aprender a hornear, quieres experimentar o probar nuevas recetas, te invito a conocer mi recetario Panes, panqués y galletas.

Publicar Etiquetados con, ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: