Muffins de desayuno

El desayuno es muy importante… y también muy problemático para varias personas: las prisas, la falta de planeación (¿y ahora qué hago de desayunar?), la falta de costumbre (no me da hambre en las mañanas) y la poca cooperación de los niños y de los no tan niños (¡eso no me gusta!, ¡quiero otra cosa!) pueden volver caótica la mañana y causar frustración y molestia a toda la familia, por no decir que acabemos sin desayunar.

Hoy quiero compartir contigo la receta de unos muffins que llamo «de desayuno» porque sus ingredientes son los típicos de un desayuno. Ya sabes cómo me gusta cocinar y hornear a mí: con ingredientes de verdad, con procedimientos sencillos y que el resultado sea delicioso y nutritivo.

Y bueno, sin más, aquí va la receta junto con mis tips y comentarios, al estilo de mis recetarios =)

Muffins de desayuno

Ingredientes:

  • 2 tazas de avena en hojuelas (no instantánea)
  • 2 huevos
  • 2-3 plátanos bien maduros
  • 1/2 taza de yogurt natural
  • 1 cucharadita de polvo para hornear
  • 1 cucharadita de vainilla
  • 2 cucharadas de aceite
  • Nueces troceadas, chispas de chocolate, coco rallado, pasitas, etc. para decorar

Procedimiento:

  • Enciende el horno para que se vaya calentando.
  • Agrega todos los ingredientes a la licuadora y la pones a funcionar hasta que se integren bien.
  • Vierte la mezcla en moldes para muffins previamente engrasados o con capacillos (los papelitos)
  • Coloca encima las nueces, chispas de chocolate, coco o lo que vayas a usar para decorar.
  • Hornea por 15 minutos aproximadamente o hasta que introduzcas un palillo en los muffins y salga seco.

Mis tips y comentarios:

  •  Son una opción para quienes no consumen gluten, solamente asegúrate de utilizar avena certificada libre de gluten.
  • El yogurt que utilizo es sin azúcar.
  • No uso azúcar extra. Cuando los plátanos están bien maduros, basta con su dulzor. Si quieres, puedes utilizar 1/4 taza de azúcar.
  • Esta receta es útil para aprovechar esos plátanos bien maduros, que se ponen negros de la cáscara y a los que todo mundo les hace fuchi.
  • Puedes hornearlos la tarde-noche anterior y guardarlos en el refri; así los tienes listos para el otro día.
  • Son una gran alternativa para desayuno, merienda, para llevarlos al trabajo (así evitas comer pan o galletas de la máquina) o para que los lleven los niños a la escuela.
  • Incluso si se te hace tarde, lo puedes ir comiendo en el camino.

Espero que te guste la receta. Me encantaría saber si la preparaste y qué le pareció a tu familia =)

Publicar Etiquetados con

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: