Un nuevo hábito: la organización

En un post pasado escribí el por qué me gusta levantarme temprano. Un beneficio adicional al retomar este hábito es que me ha motivado para retomar otro: la organización (mi cuadradez, dirían algunas personas, ja ja ja)

He empezado por la organización y limpieza de mi entorno, de mi casa (que además es mi lugar de trabajo) y con unos pocos días ya veo los beneficios: todo se siente más ligero y agradable, mis hijos han jugado más  y visto menos TV, yo me siento de mejor humor y con más energía, he procrastinado menos, el trato entre nosotros ha sido más amable; en resumen hay más armonía.

Hay quienes afirman que el desorden estimula la creatividad; lo cierto es que a mí me estresa, me «bajonea» y mi mente se bloquea. Me siento mucho mejor en un ambiente limpio y ordenado; es como todo marcha mejor para mí, así que me aboqué a eso.

Empecé por la sala de mi casa, que principalmente funciona como el área de juego y estudio de mis hijos. Aunque no está deslumbrante y perfecta (como de revista), quedó organizada y limpia.

Después me tomé un día completo para hacer limpieza del resto de la casa (excepto 2 habitaciones que son un caos total). Desde el siguiente día de ese maratón de limpieza he utilizado alrededor de dos horas, repartidas a lo largo del día, para mantener el orden. También delegué algunas tareas a mi hija y ha funcionado de maravilla: yo puedo dedicar tiempo a otras actividades, ella se siente útil y satisfecha por su colaboración, su actitud ha cambiado notablemente para bien y nuestra relación ha mejorado. Héctor va aprendiendo de a poco y estamos a muy buen tiempo de que se le haga un hábito. Mi esposo ha colaborado más y por iniciativa propia.

Estoy decidida a retomar algunas rutinas que tenía y que me permitían tener el desorden bajo control y ser más eficiente en mis actividades. Aunque no pretendo tener una casa inmaculada, si quiero tener un ambiente ordenado y agradable; pues estoy segura que mejorará nuestra calidad de vida y mi productividad se incrementará.

En lo que estoy ahora es en volver a hacer horarios  (muuuy flexibles en algunas cosas pero que me sirven como guía y nos dan estructura), planificación mensual, semanal y diaria de mis actividades tanto de negocios (el mes pasado tuve algunos errores muy grandes) como personales (actividades de los niños -este año incluiré algunas para Héctor-, tareas domésticas y quiero, después de muchos años, incluir mi cuidado personal).

Algo que ha cambiado esta vez respecto a mis incontables y fracasados intentos previos es que me lo estoy tomando con más calma. Me olvidé de querer tener toda la casa impecable, perfectamente organizada, planificar todo de una sola vez, cumplir el horario tal cual estaba en el papel y hacerlo todo yo… voy paso a paso y con la consciencia de que no todo resultará tal cual está en mi mente cuadrada pero ya no voy a la deriva.

ACTUALIZACION:

Ahora utilizo el sistema  Bullet Journal para organizarme y estoy muy contenta con los resultados. En este enlace puedes leer qué es el Bullet Journal y cómo se usa, y en este otro puedes ver un poco de mi Bullet Journal personal.

Cuéntame ¿cómo llevas el tema de la organización?

Publicar Etiquetados con

3 respuestashasta ahora.

  1. Indri dice:

    Me siento igual, llena de vida, la mudanza me sirvió, quiero hacer un plan de lo que de debe hacer en casa, pero estoy en ese lapso de querer hacer todo yo, ¿Cómo sugieres hacer la planificación? ¿En un calendario? Quiero volver a hornear

    • Roxy dice:

      Se siente bien esa energía, ¿verdad? Es como tener un lienzo en blanco para reorganizarte.

      Puedes empezar por trazar tu día en una libreta o en una hoja de cálculo; iniciando con la hora en que te levantas y terminando a la hora de dormir. Acomoda allí tus actividades y con eso puedes identificar tus rutinas. Para el día a día puedes usar agenda o un cuaderno.

      Yo estoy iniciando un nuevo método =) lo voy a probar y cuando sepa qué tal funciona, escribiré al respecto.

  2. […] contaba en otro post, volver a levantarme temprano. Ese fue el catalizador; fue lo que motivó que volviera a ser organizada y ha representado cambios positivos que se han ido extendiendo a todas las áreas de mi […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: