¿Para qué limpias tu casa?

 

Las labores de limpieza y organización del hogar resultan pesadas porque son repetitivas e interminables.

Si pensamos en el esfuerzo que representan, obviamente nos desanimamos. El secreto aquí es cambiar nuestra mentalidad.

No limpiamos nada más por limpiar (aunque haya unas pocas personas que lo disfruten); limpiamos por lo que vamos a obtener con una casa limpia y ordenada: satisfacción, gozo, placer, seguridad, comodidad, paz…

Yo limpio y ordeno mi casa para tener un ambiente agradable, donde de gusto estar, que sea nuestro refugio. Quiero un hogar acogedor donde mis hijos se sientan felices y donde podamos crear lindos recuerdos.

Siendo familia homeschooler y mamá que trabaja en casa, pasamos mucho tiempo en nuestra casa; es nuestro lugar de estudio, trabajo y juego. Necesitamos un ambiente en el que podamos desarrollar nuestras actividades de forma armoniosa, segura y eficiente.

¿Lo habías pensado de esta manera? Y tú, ¿para qué limpias tu casa?

Publicar Etiquetados con, ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: