Tips para sobrevivir a las rachas de caos.

¿Conoces esas rachas en que pasan mil cosas, parece que todo se te junta y quieres jalarte los cabellos porque te estresas y sientes que no puedes más? Seguro al menos una vez te ha pasado.

Hace poco pasé por una de esas rachitas 😓 pero ¿sabes qué? no he enloquecido. Hoy quiero compartir contigo algunos tips que me han ayudado a conservar mi cordura.

1. RUTINAS. Hay a quienes la palabra les causa rechazo pero créeme que son como una tablita que te salva de ahogarte en el caos.

Tengo varias rutinas:

  • una personal donde hago estiramientos, paso unos minutos en silencio, leo unos minutos y luego reviso y pongo al día mi Bullet Journal.
  • tres rutinas de limpieza diaria; una por la mañana, otra al medio día y otra por la noche. Son actividades básicas para mantener la casa habitable; por ejemplo: lavar trastes, barrer y hacer que los niños recojan sus juguetes, libros, zapatos y demás antes de comer y antes de ir a la cama.
  • una rutina de limpieza semanal: es simplemente una actividad para cada día de la semana. Por ejemplo; los lunes lavo la estufa, los martes barro el patio del frente, etc.

2. ANOTAR TODO. No confío más en mi mente porque la lleno con mil cosas y además de que puedo olvidar algo, me causa ansiedad.

Lo primero que hice fue un brain dump; que no es otra cosa que anotar todo, absolutamente todo lo que traes en la mente por muy mínimo que sea. Yo anoté desde preparar el material que me falta para mis cursos hasta ir a cortarme el cabello.

¡No sabes la diferencia! Es como cuando Dumbledore usa su varita para sacarse los pensamientos y dejarlos en el pensadero 😁

3. PRIORIZAR. Esto es súper útil porque te permite enfocarte en lo que es realmente importante.

Muchas veces nos pasamos todo el día ocupadas haciendo cosas que no nos llevan a ningún lado y por la noche nos sentimos agotadas y frustradas. Si priorizamos, podemos evitarlo.

Como empezaba a sentirme demasiado estresada y sin saber por dónde empezar con todo lo que tenía que hacer, una vez que hice mi brain dump pude priorizar entre toooodo lo que escribí y puse manos a la obra.

Esto me permitió concentrarme en lo más importante, mantenerme tranquila y tener esa sensación de pequeñas victorias diarias.

4. HACER LO QUE SE PUEDA. No podemos controlar todo, y hay días en que por más prioridades, más planificación y más enfoque que tengamos, hay cosas que se atraviesan.

Sé gentil contigo misma. Sabes que estás haciendo tu mejor esfuerzo y si algún día no logras hacer lo que tenías planeado ¡ni modo! No te fustigues.

Por esto es importante priorizar, porque te aseguras de hacer lo que más te acercará a tus objetivos, tal vez no termines toda la tarea pero sí avances un poquito.

Ha habido semanas en que no he cumplido mi rutina semanal (deberías ver mi patio 🙈). Intento hacer al siguiente día mi tarea pendiente, pero si no lo consigo no se va a acabar el mundo.

Lo que sí trato de cumplir a toda costa es aquello que considero básico para mantenerme tranquila; por ejemplo, barrer una vez al día, doblar la ropa en cuanto la descuelgo (la ropa es mi coco) y tener los trastes limpios.

¿Tienes otros tips para sobrevivir a estas rachas de caos? Compártelos en los comentarios.

Publicar Etiquetados con,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: